Como expertos en radiología médica en Burgos sabemos que es necesario hacer una radiografía a cualquier persona que sufra una luxación. Esto lo sabe también cualquier médico o cualquier fisioterapeuta que sea medianamente profesional. En la entrada del blog de hoy vamos a enumerar algunas de las razones más evidentes para proceder de esta manera.

Es necesario saber qué ha ocurrido antes de llevar a cabo cualquier tipo de reparación. Mucha gente cuando se le sale una articulación como el hombro creen que hay que devolverlo a su sitio al instante, pero corren el riesgo de que haya una fractura o en el hueco haya algo importante que podamos dañar a la hora de reparar la luxación. Este tipo de situaciones son poco probables, pero hay siempre que seguir una buena praxis ya que en otro caso las consecuencias pueden ser fatales.

Como hemos visto en otras entradas de nuestro blog, el conseguir un diagnostico certero antes de proceder es algo fundamental y es algo relativamente rápido y que está al alcance de nuestra mano. Contamos con las herramientas adecuadas, por eso los traumatólogos y los fisioterapeutas de calidad siempre apuestan por valorar la situación primero en incidentes de este tipo.

Todos conocemos historias de deportistas acostumbrados a sufrir lesiones de este tipo que incluso se colocan ellos mismos las articulaciones. Nosotros como expertos en radiología médica en Burgos creemos que esa manera de actuar es muy peligrosa y es algo que debemos de evitar.   

Confía siempre en Radiología Arlanzón.