En nuestra clínica radiológica en Burgos contamos con la tecnología más avanzada para realizar pruebas diagnósticas. La mamografía es una de ellas, de la que te hemos hablado en alguna entrada anterior de nuestro blog. Su importancia para la detección del cáncer de mama es vital.

Este tipo de cáncer es un tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria. Cuando las células tumorales proceden del tejido glandular de la mama y tienen la capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse, ya tenemos que hablar de un caso de cáncer de mama.

Puede crecer de tres maneras: de forma local (por invasión directa, infiltrando otras estructuras vecinas, como la pared torácica y la piel), por diseminación linfática (es la red de vasos linfáticos de la mama la que posibilita el drenaje de la linfa a varios grupos gangliolares); por diseminación hematógena (a través de los vasos sanguíneos, hacia huesos, pulmón, hígado y piel, principalmente).

Es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. De hecho, en España se suelen diagnosticar alrededor de 25.000 nuevos casos cada año, lo que permite decir que 1 de cada 8 mujeres tendrá un cáncer de mama a lo largo de su vida.

Si tienes que hacerte una mamografía puedes acercarte a nuestra clínica radiológica en Burgos. Recuerda que es un método indicado para detectar a tiempo el cáncer de mama, lo que permite que la efectividad del tratamiento sea mucho mayor.

En Radiología Arlanzón estamos especializados en el radiodiagnóstico y el diagnóstico por imagen en general. Intentamos ofrecerte un servicio rápido porque somos conscientes de la importancia que tienen estas pruebas para cualquier persona.